Día -281 “Debe ser la vista”

Pues ya pasaron las fiestas y la verdad es que NO me abandoné al placer de la comedera, me mantuve en el régimen pero obviamente con alguna que otra escapada por tanta variedad de antojo.

La corrida igual fue intermitente, tampoco la abandoné pero tampoco la mantuve al mismo ritmo.

Como todo buen mexicano empecé el año retomando todo, la alimentación y el ejercicio. Esta vez cambié el lugar, normalmente yo corro alrededor del fraccionamiento de la casa de ustedes, pero ahora entiendo a los perros el cómo se sienten encerrados, bastó con que me fuera al malecón para que me cambiará la visión, el ánimo y hasta el ritmo.

He podido correr mayor distancia y a mejor ritmo y es que definitivamente es muy diferente correr viendo el mar, el atardecer y con una ruta diferente que no es monótona.

Buen inicio de año corriendo en cada ruta 5km.